¡Donald Trump compra la Death Note!

En el último one-shot del creador Tsugumi Ohba, el presidente de EUA gana una guerra de ofertas en subasta por la libreta que puede asesinar personas.

¡Spoiler Alert! La siguiente nota contiene la historia del One-Shot más reciente de Death Note, de Tsugumi Ohba, ya disponible.

El clásico manga de terror Death Note es una serie conocida por sus enfrentamientos tensos, revelaciones dramáticas y tramas impredecibles. Aunque el manga original terminó en 2006, la franquicia ha recibido un flujo constante de adaptaciones y material complementario. Algunos, como la serie de anime, son bastante buenos, mientras que otros se sintieron totalmente innecesarios. ¿Éste en cuál califica?

Esta nueva historia de Death Note, extraoficialmente llamada “Never Complete” por los fanáticos después de la exhibición de arte en la que se reveló por primera vez, ve a Ryuk regresar al mundo humano para otorgar los poderes de la Death Note a un adolescente llamado Minoru Tanaka. Sus principales objetivos son causar travesuras y comer manzanas (un manjar en su mundo), y Tanaka promete darle todas las manzanas que pueda comer si sigue los planes del niño. En lugar de matar a sus enemigos o dar alguna forma retorcida de justicia, Tanaka le encarga a Ryuk que use la televisión japonesa para subastar “el poder de Kira“.

Las ofertas eventualmente crecen tanto que solo el presidente chino Xi Jinping y su homólogo estadounidense, Donald Trump, pueden continuar, el primero afirma públicamente que planea usar el poder de Kira “para fines pacíficos” y el último promete no usarlo en absoluto. Después de una furiosa guerra de ofertas, Estados Unidos gana la subasta con una oferta de 10 billones de dólares.

Trump-buys-the-death-note 1
El ganador de la guerra en subasta es Donald Trump.

Near, el último genio sobreviviente de la historia original de Death Note observa de cerca esto, reflexionando sobre cómo el nuevo Kira planea aceptar esta suma escandalosa sin exponerse en el proceso. La solución es simple: el último mensaje de Ryuk instruye a los Estados Unidos a distribuir el dinero de manera uniforme entre todos los que tengan una cuenta en el Banco Yotsuba de Japón, que asciende a 10 millones por persona. Tanaka, y alrededor de un millón de ciudadanos japoneses, son, de repente, muy pero muy ricos.

Ninguno de los presidentes en esta historia se menciona explícitamente, pero los personajes se parecen tanto a Xi Jinping y Donald Trump que no se pueden negar las referencias que Ohba está haciendo. Al revelarse a Trump, Ryuk le informa de una nueva regla dictada por el Rey Shinigami que establece que cualquiera que compre o venda el Death Note morirá una vez que tome posesión del cuaderno o el dinero. El presidente estadounidense, egoísta como siempre, se niega a tomar el Death Note de Ryuk, y prefiere simplemente hacer un espectáculo para el resto del mundo. “Voy a anunciar que de todos modos he ganado el poder de Kira”, explica Trump al Shinigami en la Oficina Oval. “Lo tengo, pero me niego a usarlo. Haré que parezca un santo”.

 trump-buys-the-death-note
Los planes del presidente no podrían ser más egoístas.

“Never Complete” es un buen regreso al universo de Death Note, tanto en términos de la narrativa general del manga como de sus comentarios sobre el mundo real. La ida y vuelta entre China y los Estados Unidos mientras luchan por el poder sobrenatural del Death Note refleja lo que se ha visto en los últimos años, y no sorprende ver como Trump prioriza la compra para beneficio personal en lugar de algún otro buen objetivo.

Ah, y el nuevo chico muere como Light antes que él, en un nuevo recordatorio del exceso de arrogancia de la humanidad.

¿Ya lo leíste? ¿Tú también querías que Light sobreviviera en el original? Déjanos leerte en los comentarios.

Fuente: Kotaku

Paul Jagger Administrator

Jugador ávido, con cierta obsesión por obtener el 100%. Entusiasta de la Historia y Cultura Gamer, comparto reviews y holidays de videojuegos de todos los tiempos, algún meme, pensamiento o noticia. Todo con sencillez y buen humor, sin aspirar a Hardcore.

follow me

También te puede interesar

Dejar un Comentario